15 de junio de 2008

CANCIONERO Y ROMANCERO DE AUSENCIAS. Autor: Miguel Hernández


Mª Teresa (4º ESO)

CANCIONERO Y ROMANCERO DE AUSENCIAS

Miguel Hernández nació en Orihuela en 1910. Provenía de una familia humilde, lo que hizo que solo pudiera asistir unos años a la escuela.
Su afición a la lectura y su amistad con Ramón Sijé, le ayudaron a completar su formación.

En 1931 publicó Perito en lunas, su primer libro de poesías, y conoció a Josefina Manresa, que inspiró sus composiciones amorosas. Tres años más tarde se fue a Madrid, donde conoció a algunos poetas del 27, que influyeron en él. En 1937 se casó con Josefina y tuvo dos hijos. Cuando estalló la Guerra Civil, se alistó en el ejército republicano y viajó recitando poesías y representando obras teatrales.
Después de finalizar la guerra, fue encarcelado y tiempo después murió de tuberculosis en una prisión de Alicante en 1942.

-Historia de un poeta y un texto

El Cancionero y Romancero de ausencias es la hipótesis de una obra que no tuvo conclusión.
El final de la Guerra Civil significa para el poeta una detención y un recorrido por numerosas prisiones españolas.
Hasta 1938 una intensa y corta escritura había generado en el ámbito poético cuatro obras de diferente intención:
-La metaforización gongorina de la naturaleza en Perito de lunas (1934)
-La simbólica construcción de la pesadumbre y el amor en El rayo que no cesa (1936)
-El aliento épico de la contienda incivil en El viento del pueblo (1937) y El hombre acecha (1938-39).

-Llamamos Cancionero y Romancero de ausencias a un conjunto poético al que sucesivos editores fueron dando forma textual: Ciento veinticinco poemas escritos por Miguel Hernández en el final de la guerra y en la cárcel, son la base de un texto que el poeta pensó como unitario, aunque debido a las duras circunstancias, no pudo dotarlo de unidad.

Este libro esta dividido en diferentes partes:

A- cancionero y romancero de ausencias
B- cancionero de ausencias
C- otros poemas del ciclo [I]
D- otros poemas del ciclo [II]
E- poemas tachados en el cancionero de ausencias

-Comentario personal

Los poemas de este libro son muy bonitos y la mayoría me han gustado mucho.
Unos largos y otros cortos, pero todos expresan muchos sentimientos.
Dos de los que más me han gustado son los siguientes:

DESPUÉS DEL AMOR

No pudimos ser. La tierra
no pudo tanto. No somos
cuanto se propuso el sol
en un anhelo remoto.
Un pie se acerca a lo claro.
En lo oscuro insiste el otro.
Porque el amor no es perpetuo
en nadie, ni en mí tampoco.
El odio aguarda su instante
dentro del carbón más hondo.
Rojo es el odio y nutrido.
El amor, pálido y solo.
Cansado de odiar, te amo.
Cansado de amar, te odio.
Llueve tiempo, llueve tiempo.
Y un día triste entre todos,
triste por toda la tierra,
triste desde mí hasta el lobo,
dormimos y despertamos
con un tigre entre los ojos.
Piedras que hoy rechazan
y ayer juntaban sus rostros.
Soledades que en el beso
guardan el rugido sordo.
Soledades para siempre.
Soledades sin apoyo.
Cuerpos como un mar voraz,
entrechocado, furioso.
Solitariamente atados
por el amor, por el odio,
por las venas surgen hombres,
cruzan las ciudades, torvos.
En el corazón arraiga
solitariamente todo.
Huellas sin compaña quedan
como en el agua, en el fondo.
Sólo una voz, a lo lejos,
siempre a lo lejos la oigo,
acompaña y hace ir
igual que el cuello a los hombros.
Sólo una voz me arrebata
este armazón espinoso
de vello retrocedido
y erizado que me pongo.
Los secos vientos no pueden
secar los mares jugosos.
Y el corazón permanece
fresco en su cárcel de agosto
porque esa voz es el arma
más tierna de los arroyos:
“Miguel: me acuerdo de ti
después del sol y del polvo,
antes de la misma luna,
tumba de un sueño amoroso.”
Amor: aleja mi ser
de sus primeros escombros,
y edificándome, dicta
una verdad como un soplo.
Después del amor, la tierra.
Después de la tierra, todo.

NO PUEDO OLVIDAR

No puedo olvidar
que no tengo alas,
que no tengo mar,
vereda ni nada
con que irte a besar.

Nanas de la cebolla:

Para la Libertad:

No hay comentarios: